Estrés: 5 claves para reducir el estrés laboral

El estrés es uno de los principales enemigos con que te vas a encontrar en tu trabajo. Si bien es positivo en cantidades moderadas, en muchas ocasiones se desborda. En el trabajo es frecuente que nos veamos al límite de nuestras posibilidades, por lo que es normal que esta reacción adaptativa se manifieste.

En este artículo te vamos a dar algunas claves sobre cómo puedes reducir el estrés laboral mediante unas sencillas estrategias.

Evita el estrés crónico

El primer elemento que has de tener presente es que, si no pones freno al estrés cuando éste se manifiesta durante un tiempo, es posible que se cronifique. Como no es lógico que tengas que sufrir sin necesidad, es bueno que sigas algunas pautas que lo disminuyan. Sabemos que existen profesiones estresantes pero, en cualquier caso, reducir las molestias es posible.

Gestiona tu tiempo para evitar el estrés crónico

Gestionar el tiempo es fundamental, porque España es uno de los países europeos en los que más horas se trabaja y donde más baja es la productividad. Una de las razones estriba en no saber organizarse. Esto implica centrarse en la actividad que hay que hacer en un determinado momento y seguir un orden racional. En estos casos, la utilización de un planificador puede ser de ayuda porque te permitirá ordenar tu jornada laboral bajo criterios de racionalidad.

No pospongas las tarea, reducirás estrés

Las ganas de expansión son consustanciales al ser humano… pero a veces resultan contraproducentes. ¿Cuántas veces no te has preguntado lo que habrías ahorrado si, cuando tenías tiempo, hubieses realizado aquel trabajo que ahora tienes que presentar casi sin tiempo? Bien, si tienes en cuenta esto, será más difícil que no te estreses. No dejes las cosas para el último momento.

Aprender a decir “no” es bueno

Una forma de combatir el estrés laboral es decir “no” cuando te hacen una petición manifiestamente injusta, en especial por parte de superiores o compañeros de trabajo. Hay que dejar claro que la negativa ha de ser razonable pero respetarte es la mejor manera a medio plazo de reducir tu estrés y, además, serás más productivo.
Reduce la autoexigencia y la autocrítica

Muchas personas no saben distinguir entre la indulgencia y el no autoflagelarse. Piensa que, quien te critica, normalmente no te va a ayudar a mejorar. Conviene que recuerdes que eres tú quien tiene el derecho a ser el último juez de lo que dice y hace. Si nunca olvidas esto, tendrás los mismos problemas que el resto de la gente, pero los podrás sobrellevar mejor.
Contrata a un especialista

El coaching gana adeptos porque sirve para que te empoderes y mejores tus habilidades laborales y sociales. Eso sí, ten en cuenta que esta disciplina es muy diversa. Puede que seas un profesional brillante, pero siempre puedes ir más allá, tan solo necesitarás contratar un especialista en coaching laboral que te proponga nuevas técnicas para mejorar tu rendimiento.

Conclusión

Rebajar el estrés es posible si sigues estas sencillas reglas y si cuentas con la ayuda adecuada. Trabajar no tiene por qué convertirse en una pesadilla.

Deja un comentario