Claves para afrontar un cambio profesional con éxito

“Buscar cosas diferentes te ayuda a sacar más de ti.” Enhamed Enhamed.

Estas son las palabras que han servido de motivación al nadador paralímpico español Enhamed.

Enhamed es el primer ciego en acabar el Ironman de Lanzarote, el más duro del mundo. Una prueba deportiva que consiste en nadar 3,8 kms., recorrer en bici 180 kms. y correr 42,2 kms. Con la ayuda de su entrenador y de su perro-guía realizó la prueba en un tiempo de 13 horas, 53 minutos y 55 segundos.

Enhamed declaró: “Sinceramente, lo de ser el primer ciego no es algo que tuviera en mente ni una motivación para hacer el Ironman. Estaba cansado de rebotar en la piscina como un hámster y necesitaba nuevas experiencias”.

A veces el cambio profesional puede parecernos un Ironman para el que no estamos suficientemente preparados. Reinventarse profesionalmente en mitad de la carrera laboral es un reto para valientes, pero como Enhamed al cruzar la meta, la satisfacción que se obtiene al haberlo conseguido compensa sobradamente el esfuerzo realizado.

En mi opinión, las claves para afrontar un cambio profesional con éxito son 5:

1-      Autoconocimiento. Es necesario conocer primero cuáles son tus fortalezas y cuáles tus áreas de mejora. Saber lo que te motiva y lo que no; qué se te da bien, en qué eres hábil y con qué disfrutas. Puede ser que tengas ciertas habilidades pero no disfrutes con ellas, esas no son una pista para encontrar tu vocación. Para algunas personas, poco acostumbradas a mirar en su interior, esta parte puede hacérseles difícil, pero es absolutamente necesaria. Si no sabemos de dónde partimos, difícilmente llegaremos a dónde nos proponemos. Si es el caso, pide ayuda, no recorras este tramo sólo, pero no lo descuides o corres el riesgo de partir desde un punto erróneo en la búsqueda de tu nueva profesión.

2-      Ampliar nuestro horizonte. Para encontrar una nueva profesión en la que te sientas realizado, debes mirar más allá, abrir tu mente a nuevas posibilidades. Si fuese tan evidente ya lo habrías descubierto. Para ello son importantes preguntas del tipo: “Si tuviese todos los recursos y el fracasar no fuese posible, ¿qué profesión escogería?”

3-      Perseverancia. Nada importante puede realizarse sin perseverar. Un cambio de estas dimensiones requiere constancia y acción, el camino puede ser más o menos largo y no está exento de dificultades, por eso es importante no desanimarse a la primera, ¡ni a la segunda! Más que pensar en términos de “fácil” o “difícil”, a mí me gusta pensar en si vale la pena o no. Y trabajar en algo que te gusta vale mucho la pena, por tanto, merece el esfuerzo.

4-      Reflexión-Acción. Una buena combinación entre reflexionar hacia dónde quieres ir y actuar en consecuencia, poniendo todo de tu parte para que se produzca lo que estás soñando, es la clave para que suceda. Algunas personas emplean mucho tiempo en pensar hacia dónde quieren dirigirse profesionalmente, pero en el momento de pasar a la acción, los miedos les impiden actuar y conseguir aquello que anhelan. Otras, por el contrario “saltan” de actividad en actividad sin pararse a pensar si eso que están haciendo les satisface o les puede llevar a ese trabajo ideal, o no consideran los riesgos que hay que cubrir antes de lanzarse.

5-      Autoestima. Por último, pero no menos importante, desarrollar una buena autoestima es la base para poder lograr reinventarse profesionalmente. Identificar los pensamientos que nos están limitando y cambiarlos por otros más posibilitadores hará que nos decidamos a saltar a la piscina del cambio profesional con confianza, nos permitirá aspirar a nuevos retos con los que antes no nos atrevíamos y nos ayudará a regular los miedos que nos asalten por el camino. La pregunta es: ¿se puede? La respuesta: ¡por supuesto que sí! Por mi trabajo diario veo cómo, cada vez más personas están dando un giro positivo a su vida profesional y realizando el sueño de trabajar en lo que les llena. No importa la edad en la que te lo plantees. Se puede.

Dos semanas después de conseguir el Ironman, Enhamed ya está entrenando para afrontar otro reto: ascender el Kilimanjaro, el techo de África.

¿Y tú? ¿Qué nuevo reto te planteas en tu vida?

Deja un comentario