Mi trabajo ya no me motiva ¿Qué puedo hacer para superarlo?

DESMOTIVACIÓN LABORAL

Si estás leyendo esto es porque sientes que no estás motivado o, simplemente, porque tienes curiosidad por conocer las causas y los efectos de la desmotivación laboral.

Pues bien, tanto si trabajas para alguien como si trabajas por cuenta propia , es posible que con el paso del tiempo, pierdas la motivación y las ganas de realizar tu tarea. El origen de la desmotivación en el trabajo se encuentra, principalmente, en las condiciones, circunstancias y tensiones que transmiten las compañías o instituciones.

Actualmente, ya hay empresas que buscan la mejor forma de cuidar a sus empleados. Son conscientes que tener una plantilla desmotivada puede afectar a la productividad de ésta.

Los efectos de la desmotivación no siempre surgen a corto plazo, pero siempre acabarán afectando a la productividad individual y colectiva. Por eso, esas empresas conscientes, buscan mejorar el trato hacia sus trabajadores.

A continuación, vamos a ver las causas que provocan la desmotivación en la actividad laboral. De esta manera, podrás conocer cuál es el motivo por el que no te sientes cómodo o motivado en tu trabajo para, buscar un remedio o una solución ante este problema.

  • TRABAJO REPETITIVO

Lo más común en una empresa, es que los trabajadores que llevan años trabajando en ella no se les asignen nada nuevo. Por eso, los retos y objetivos en el día a día, son inexistentes. La monotonía y la falta de participación en otras áreas, hace que el trabajador sienta que su desarrollo profesional no evolucione.

  • POCO RECONOCIMIENTO

Otra causa que provoca la desmotivación laboral, son los logros que pasan desapercibidos. Paradójicamente, muchas veces, somos responsables de la invisibilidad de los propios logros. Es decir, cuando obtenemos buenos resultados, no lo publicitamos ni lo damos a conocer. De esta manera, los méritos quedan invisibles y es cuando aparece la frustración ante la falta de reconocimiento. Por eso, es importante realizar una buena presentación de los logros para mejorar tu prestigio como profesional. Además, para solventar este problema, se podría mejorar las condiciones laborales como la comunicación, remuneración, flexibilidad en el horario…

  • MAL CLIMA LABORAL

Un clima negativo en el ámbito laboral puede ser otra causa que haga que te desmotives. El espacio de trabajo tiene mucha importancia, por eso, es necesario crear entornos positivos para generar mejores resultados. Por el contrario, si se genera un ambiente negativo, provocará en la empresa un mal funcionamiento.

desmotivación_laboral

  • LA REMUNERACIÓN ECONÓMICA

Cuando eres nuevo en una empresa, la remuneración económica tiene poca importancia. Con los años, después de dedicar esfuerzo y sacrificio, esperas que se vea reflejado en la nómina. Al principio, puede que no le des tanta importancia al dinero ya que estás en la fase de aprendizaje. Con el tiempo, como ya tienes más conocimientos y experiencia, las tareas aumentan y la cantidad de trabajo es mayor. Sin embargo, no aumenta en la misma proporción la remuneración económica. Es ese el momento, cuando el trabajador empieza a desmotivarse por la injusticia de dar tanto por tan poco.

  • FALTA DE FEEDBACK

La poca comunicación y la falta de feedback, es uno de los factores más peligrosos en la empresa. Por eso, es normal ver a un trabajador con poco interés por desempeñar bien su trabajo si ve que nadie aprecia su esfuerzo. La falta de feedback muchas veces viene provocada, simplemente por la falta de tiempo.   Invertir unos minutos al día en proporcionar un reconocimiento sincero por la aportación al trabajo de cada uno de los empleados hará que aumente considerablemente su motivación. Es muy importante que se invierta más tiempo en el feedback entre la empresa y el empleado. De esta manera, la relación entre los trabajadores será positiva y además beneficiará a la empresa.

desmotivación_MariaFontal

Te propongo un ejercicio para detectar cuáles son las condiciones laborales que te harían sentir motivado.

Haz una lista, lo más extensa posible de todo lo que te gustaría encontrar en tu trabajo. Por ejemplo, pueden ser valores como la diversidad de tareas, la autorrealización, el aprendizaje continuo, la posibilidad de promoción, el buen clima laboral o el liderazgo. También pueden ser condiciones laborales como un horario flexible, una buena remuneración o facilidades para la conciliación personal. Después, prioriza la lista, es decir, ordénala desde lo más importante, aquello que es fundamental para ti, hasta lo menos imprescindible. A continuación pregúntate, si en tu trabajo actual se dan algunas o todas estas condiciones y si son las primeras de la lista, las más fundamentales, sólo algunas de ellas o las últimas nada más.

Si al finalizar el ejercicio compruebas que muchas de las condiciones que te gustaría encontrar en tu puesto de trabajo, no se están dando, esa puede ser la causa de tu desmotivación actual. Actúa para cambiar esa situación cuanto antes, de lo contrario tus ganas de ir a trabajar, tu ilusión y tu motivación caerán cada día.

Si quieres lo puedes compartir en los comentarios o escribir a mariafontal@coachingprofesional.net

Deja un comentario